Ocho muertos y más de 15.000 afectados por desastres naturales

Ocho muertos y más de 15.000 afectados por desastres naturales

Las intensas lluvias en Bolivia dejaron por el momento ocho muertos y más de 15.500 afectados en lo que va de este mes, los nueve departamentos están en alerta amarilla y naranja, mientras que los municipios cuantifican los daños económicos y materiales causados por las riadas, inundaciones y mazamorras, informó ayer el viceministro de Defensa Civil, Carlos Bru.

En una entrevista con medios estatales, Bru detalló que los desastres dejaron "15.517 familias afectadas, 429 familias damnificadas, 315 viviendas afectadas y ocho personas muertas", la mayoría (5) fallecieron en la mazamorra que golpeó al municipio de Tiquipaya, en Cochabamba.

La autoridad informó también que las intensas lluvias provocaron que los nueve departamentos del país se encuentren en alerta amarilla y naranja ante las emergencias que puedan provocar las constantes lluvias y la ayuda que necesite la población.

Los municipios de San Javier y Loreto del departamento de Beni; Tipuani y Palca de La Paz y Tiquipaya, Vinto y Colcapirhua de Cochabamba se encuentran en alerta roja, apuntó.

Bru explicó que la declaratoria de emergencia autoriza a los municipios y gobernaciones a realizar las modificaciones presupuestarias que sean necesarias para disponer recursos económicos para atender los desastres.

"Los primeros en acudir con ayuda son los alcaldes y cuando son superados los niveles de ayuda económica, operativa y de equipamiento, tienen que acudir al nivel departamental y cuando son desastres, acudimos los tres niveles para salvar vidas", puntualizó.

TRAGEDIA EN TIQUIPAYA

Mientras tanto, el director de Unidad de Gestión de Riesgos de la Gobernación de Cochabamba, Ramiro Soriano, informó que retirar la mazamorra que inundó varias viviendas en el municipio de Tiquipaya podría demorar al menos seis meses.

"No se puede sacar de abajo, porque incluso puede seguir cayendo, entonces hay que empezar desde arriba, para ir limpiando poco a poco y dar estabilidad al sector. Esto puede demorar hasta seis meses, debido a que las lluvias complican el trabajo", manifestó a un medio televisivo nacional.

La autoridad también mencionó que maquinaria pesada continúa trabajando para estabilizar el río Taquiña.

"Yo sé que hay muchas personas que están incomodas con este tema, pero tienen que entender que hay procesos técnicos, que se están trabajando con los técnicos para poder sacar esta mazamorra".

RESCATE EN ZONGO

Un equipo de rescate aéreo sacó ayer con vida a tres adultos mayores que hace días permanecían atrapados en una comunidad del valle de Zongo, al noroeste del municipio de La Paz, que se encuentra aislada por las torrenciales lluvias y derrumbes, informó Defensa Civil.

La evacuación se realizó en la aeronave FAB-007, que auxilió a Antonio Aranda, de 70 años, que necesitaba diálisis con urgencia; también a Rubén Salcedo (56), con un cuadro de hipertensión y arritmia cardiaca, y a Ayda Cori (60) con hipertensión.

Los rescatistas también socorrieron en el helicóptero a Rosalía Vargas, de 30 años y madre de la niña Arlet Aranda, de diez meses, con problemas en los pulmones; además de Shellquen Salcedo, 12 años, con síntomas de inanición.

Esas personas se encontraban incomunicadas por los derrumbes que cortaron las vías de acceso a varias comunidades de Zongo.

LAS TENDENCIAS

El viceministro Bru también explicó que las tendencias climáticas son lluvias y tormentas eléctricas moderadas a fuertes en gran parte del altiplano, valles, Chaco, Beni y Pando.

"Estamos transitando en la mitad del periodo de lluvias por el fenómeno de la Niña", remarcó Bru.

En Sucre, ayer se registró una fuerte granizada de cinco minutos, en los barrios Senac. América, Japón y Garcilazo, sin mayores consecuencias. También hubo un derrumbe en el kilómetro 23 entre Sucre y Potosi, sector Anfaya-Pulqui, donde personal de la ABC habilitan el tramo; la circulación es casi normal.

Fuente: correodelsur.com

Tags: